Fue llegar y sentir que “algo” nos transportaba a esos talleres que ves en Discovery Max. Bueno, más que “algo”, fue la radio con TNT de ACDC y ver la entrada tupida de motos. Sí señor, habíamos llegado a Café Racer Motorcycles.

Al entrar nos recibió el dueño, Alex y su compañero, Pedro. Tras un rato de presentaciones nos centramos y hablamos del taller.

El taller como tal lleva funcionando desde el año 2000, es uno de los pioneros en Canarias en este tema, y ha cambiado de lugar pero nunca su espíritu. Alex hizo su primera moto en el año 90 una Kawasaki SR 650, y desde entonces no ha parado de hacer motos. Café Racer Motorcycles comenzó en Los Tarajales, luego pasó a Guanarteme, donde los viejitos de la zona pasaban a por un café confundidos por el nombre, hasta llegar a la calle México, en Melenara, donde se encuentran ahora el taller y además la casa de Alex. En él se ven muchos recuerdos y trabajo: las paredes llenas de cacharos, tablas de surf, bicis chopper, piezas….

Hablando con Alex salió el tema de las modas y nos comentó que al igual que las bobber hace unos años ahora está de moda el caferacer, un mundo que personalmente a él le gusta mucho por los diferentes proyectos que le llegan al taller. También hablamos de las homologaciones y lo necesarias que son, no solo para pasar la ITV sino por seguridad; dentro del taller intentan que todo lo hecho sea homologable y si no lo es porque el cliente así lo pide, es bajo su riesgo y cuenta.

 

Y cómo no, llegó el momento de pedir presupuesto para una moto y nos gustó la respuesta, porque no podía ser más acertada: “¿Tú cuanto te quieres gastar?”, muchos clientes saben lo que quieren pero no cuánto cuesta y eso llega a hacerles creer que con un presupuesto de 1500€ se invierten suspensiones, se recorta el sub chasis, se compran todas las piezas homologadas de las mejores marcas… ahí viene el momento de ponerle los pies en la tierra y explicarle el trabajo y dinero que cuestan tales transformaciones, además de que todo lo que se visualiza en internet no se puede homologar

En definitiva, es un sitio al que llevar tu moto a modificar; si no te atreves a hacerla en casa. Es un lugar donde profesionales del sector te recomendarán lo mejor y saldrás de ahí con una máquina que atraerá miradas.

1 comentario

  • Felipe

    Es la realidad, buena gente trato familiar. Te da una cantidad de posibilidades en lo que quieres hacer. Es algo más que un buen profecional, a veces solo paso para ver en los proyectos que está metido. Y para algún toque a la mía….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *